Obras de teatro sentimentales

Introducción: ¿Qué es una obra de teatro sentimental?

Una obra de teatro sentimental es una forma de teatro que fue popular a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Era un estilo que consistía en una trama sentimental, con escenas desgarradoras, un énfasis en los mensajes moralistas y, a menudo, una comedia baja.

La palabra «sentimental» originalmente tenía un significado peyorativo. Una persona sentenciosa era un individuo que daba sermones o conferencias largos y moralizantes a otros. En contraste con los tipos de discurso sermonette más intelectuales, el sentimentalismo se centraría en el patriotismo y otros temas patrióticos.

Pero si bien hoy en día existen muchas connotaciones negativas asociadas con el sentimentalismo, no siempre es algo malo. Algunas personas ven el sentimentalismo como sentimientos demasiado emocionales o intensos que uno provoca en los demás a través de sus palabras o acciones.

¿Cuál es la diferencia entre obras románticas y sentimentales?

Las obras sentimentales, también conocidas como drama doméstico, son dramas en los que el foco principal es la vida doméstica y el hogar. Las obras románticas, por otro lado, se centran en el amor y las relaciones fuera del círculo familiar.

El drama doméstico es un género sentimental en el que el elemento romántico es secundario. Fueron populares durante la época victoriana porque la gente disfrutaba escapando de sus vidas mundanas a través de la literatura.

Mientras que los románticos adoptan un tono más desenfadado cuando se trata de amor y relaciones, los juegos sentimentales pueden ser de naturaleza mucho más seria.

¿De dónde proviene el término «teatro sentimental»?

“Teatro sentimental” es un término que fue acuñado originalmente por el dramaturgo DM Potter en su reseña de 1803 de una obra llamada “La hija del soldado”. El término se ha utilizado para describir obras de teatro que se centran en la familia, la vida hogareña y el amor romántico que a menudo utilizan el sentimentalismo como recurso dramático.

En las obras sentimentales, los personajes suelen ser versiones idealizadas de la humanidad y sus tragedias suelen basarse en la angustia o la separación de sus seres queridos. Estos elementos estaban destinados a hacer que la audiencia sintiera emociones como tristeza o alegría, pero también empatía por estos personajes con los que de otra manera no se identificarían si no fueran retratados de una manera tan idealizada.

¿Por qué el sentimentalismo en teatro se volvió tan importante para los espectadores del siglo XIX?

A medida que el teatro se hizo más popular, el público exigió una experiencia más emocional. Estas obras a menudo tenían un final feliz y hacían que el público se sintiera bien.

La obra sentimental fue un tipo de drama que surgió a finales del siglo XVIII. Fue diseñado para producir cálidos sentimientos de ternura, compasión, tristeza o lástima en sus lectores o espectadores. El sentimentalismo se hizo popular debido a la idea de que no solo importaba lo que escribías, sino cómo lo escribías.

¿Cuáles fueron algunos ejemplos de poderosas obras de teatro sentimentales en la historia del teatro estadounidense del siglo XIX?

Las obras sentimentales tuvieron un gran impacto en la historia del teatro, ya que fueron uno de los primeros géneros de obras en popularizarse. Como escribió el historiador del teatro David Grimsted en su libro «Melodrama Unveiled», las obras sentimentales «combinan la comedia y la tragedia con un final feliz de restauración moral». El género también se conocía como «melodrama teatral».

Podemos ver obras de teatro sentimentales en Broadway todo el tiempo; simplemente no lo sabemos. Por ejemplo, «Hamilton» y «Wicked» son obras sentimentales modernas que tuvieron éxito y resonaron en la audiencia.